todos los días, alguien solicita cambiar mi contraseña
para invadir ciertos mundos inventados
y ya estoy cansada de códigos de recuperación
cuando ni yo me recupero de tanto spam
o del abandono de tu parte o la mía, quién sabe
y que se yo ya, de rutinas de escritura o respuestas rápidas
de estar invisible  y saberlo o de llenar de emojis el wasap
y en estos días digo que voy a limpiar mi home desabrida
y sin novedades más que de ese número horrible que ganó la lotería,
que ni siquiera es mi número de la suerte
y que ya ni tengo suerte porque hasta las contraseñas me olvido
y todos los días, alguien...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por leer mis pensamientos.