Vine despacito, a contarte
que es una tarde casi noche preciosa,
la luna me sonríe y todavía
cantan algunos grillos.
Que Neil Young musicaliza el entorno,
una y otra vez,
de este verano casi invierno,
y de un beso que es casi mío.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por leer mis pensamientos.